Pipinas de noche a ver el Tronador II

Hoy el relato viene de la mano de un nuevo bici-amigo que demostro  que todo se puede y a pesar del sufrimiento nunca se le borro la sonrisa del rostro!!!! Los dejo con la historia de Guillermo Calvo

 

Cuando cumpli 39 me regalo una bici mi señora en principio y con la ilusion de que haga un poco de ejercicio. Automaticamente me puse a buscar con quien salir a pedalear ya que no somos de aca y no conociamos a nadie que haga salidas. Busque en internet, que creo que la mayoria fue asi que descubrio este “grupo” Ahi empezo esta espectacular experiencia. La cuestion que al principio fue solo salir a moverse un poco con gente copada y con el tiempo la gente se volvia mas copada y la cosa iba cambiando de salir a moverse a salir a realizar logros en equipo. Y ahi quiero detenerme un momento, solo concibo los grandes exitos si se trabaja en equipo donde las grandes potencias estan atentos al apoyo del que lo necesite y en todos los aspectos no solo fisico dando una mano empujando si no tambien apurando y arengando cuando alguien no da mas pero literalmente mas. Vuelvo un poco a lo de la salida puntual y dejo esta pequeña introduccion biografica con el solo hecho que puedan usarla para interpretar mi experiencia. Hacia una semana habiamos ido a Domselaar y literalmente me trajeron a tiro, recuerdo que le di la plata a Laura y pense (esta mujer o sabe algo que yo no se o tiene una fortaleza capaz de contagiarmela y asi poder llegar a Pipinas), posta de otra manera al menos para mi era no imposible pero muy dificil pensando en los trastornos que le podia causar al grupo. Entoces el lunes pasado dije yo voy como sea pero voy y llego. Pasando por estado de euforia hasta el sabado que solo lo comparo con una noche de reyes hace ya muchos años. Como estaria de manija que llegue primero a la gomeria el sabado, tan manija que faltaban 20′ creo para las 20 hs y chequeaba el punto de encuentro por las dudas… Llegaron!  Y de a uno fuimos armando un gran peloton de optimismo y ahi salimos … recuerdo que llegamos a Bavio y yo estaba impecable pensaba que bien que estoy pero con eso de que mejor no lo pienso mas a ver si me pincho. Despues vinieron varios pueblos mas que le pido disculpas a sus fundadores pero ni los recuerdo. Un click en la noche fue a eso de las 3 creo cuando de golpe mire con atencion para adelante y chan! Nadie… miro para atras y doble chan! Nadie, solo alla lejisimos un monton de lucesitas blancas y tome la buenisima decision de apagar mi luz de adelante e ir solo sabiendo que podia disfrutar de eso porque esta con un monton de gente y les juro que fue una de mis mejores experiencias en el medio de la nada solo y con un objetivo clarisimo. Despues vinieron los dolores de cervicales y toto creo la verdad ya ni me acuerdo. Hasta que de golpe se empezaba a ver que amanecia, faaaaa eso fue tremendo no solo porque hacia un monton que veniamos sino tambien porque estaba mas cerca el final que a esa altura calculo que todos queriamos llegar. Otro momento fue cuando se corto una cadena ya amanecido y empece a caminar con la bici al lado jajajajja. Cuando vio Laura desde 70 o no se bien la distancia me decia: te estoy mirando subite despues me puteas pero ahora subite jajajajaja. Asi llegamos al pavimento y Esteban despues de juntarnos nuevamente todo el grupo : bueno faltan 7 km regulen a su ritmo que ya llegamos, se imaginan mi cara ? Eeee 7 mas pero cuando ves que el del lado te dice : dale que faltan solo 7 y llegamos es tremendo sacas de donde ya no queda. Y llegamos y la verdad que se me ocurre una sola comparacion: cuando nacio mi primer hijo le pregunte a Janina(mi esposa) que si queria tener otro . Ojo esto se lo pregunte estando ella y uli en la clinica y me dijo No ni en pedo . Ayer te diria esto no lo hago nuncas mas. Hoy tenemos 3 hijos creo que respondi tu pregunta. Gracias a todos.

Guille……y aguante Córdoba!!!!

 

Haz click aqui para ver las fotos